Vida y conducción

Por libros como este simplemente hay que dar las gracias, ya que después de leerlos notas como algo te cambia y como tus actos se ven influenciados por lo que hay escrito en ellos.

Gracias, porque si ya era un friki de la seguridad vial, ahora lo soy un poquito más, y gracias porque lejos de tenerlo todo bajo control, ahora sí que puedo decir que estoy poquito más cerca.

Tranquilos, yo ahora controlo un poquito más

Esta obra de Javier Costas, ofrece un desglose de todo lo relativo a la conducción, el vehículo y la carretea. Nos habla de todo lo que está por ahí mientras estamos a los mandos de nuestro coche moto o camión y también de lo que nos podemos encontrar. Elementos que tiene nuestro vehículo, que existen en nuestras carreteras o situaciones que puede que algún día tengamos que afrontar son todo lo que aparece en estas páginas.

A través de consejos, experiencias y observaciones de alguien cuyo apellido, Costas, es sinónimo de conducción y seguridad vial. Se es de nuevamente consciente de la seriedad que acarrea esa acción que tanto nos gusta y apasiona, conducir. Además, también nos ofrece una amplia visión y un conocimiento a valorar sobre lo que nos puede dar nuestro vehículo, y como todas esas siglas (ABS, ESP, HDC,… etc.) que llenan anuncios y carteles de publicidad no son una excusa para vender más, sino un motivo de compra.

Por otro lado, hay que mencionar la labor de curso de refresco que realiza al temario que algún día, los que tenemos algunos años de permiso, dimos en la autoescuela. Esto que parece una tontería para nada lo es, pues de un tiempo a esta parte no sabéis las broncas/recomendaciones que he hecho en mi entorno cercano respecto a los reposacabeza, los peluches que se pueden volver en contra si hay un accidente, o la colocación a los mandos del vehículo. Que soy un pesado, probablemente, pero que lo hago por el bien propio, del que tengo al lado y de todos, también. Y es gracias a la lectura del que el propio Javier denomina como manual de conducción para gente de bien.

Una vez leído el libro, y a falta de realizar el curso de conducción que tanto se recomienda, he de decir que debería ser el segundo tomo del manual de cualquier vehículo. Pues de verdad estoy seguro que, la labor educativa y de concienciación que se haría, pudiera, de prestarle la atención que es debida, evitar algún que otro accidente y hacer de todos nosotros mejores conductores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s